Luis Bedoya aceptó 2 cargos y se expone a una pena de 8 años.

El ex dirigente y ex presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, se declaró culpable en dos cargos de los que se le acusaba dentro del escándalo del fútbol mundial al que se le conoce como “FIFAGATE”.

Conspiración de soborno y fraude en transferencia bancaria son los dos delitos que bedoya acepto haber cometido y los cuales fueron dados a conocer el día de hoy en la tarde por parte de la fiscal que general de Estados Unidos Loretta Lynch.


Dentro de lo poco que se ha podido saber acerca del proceso que se le está llevando a bedoya en Estados unidos, se ha podido conocer que las conductas dentro de las cuales incurrió el ex dirigente entre otras fueron “el uso de contratos de consultaría, acuerdos y otros tipos de contratos para crear una apariencia de legitimidad para pagos ilícitos. Así mismo el uso de varios mecanismos, incluyendo intermediarios, banqueros, asesores financieros y vendedores de divisas para realizar y facilitar los pagos ilegales; la creación y uso de compañías fachadas, cuentas bancarias en paraísos fiscales, movimiento de efectivo en grandes cantidades, compra de finca raíz, evasión de impuestos y obstrucción de la justicia".


De igual manera investigadores de la fiscalía estadounidense indicaron que a Bedoya le fue hallada una cuenta secreta en suiza que fue utilizada para depositar los sobornos que recibía en la conmebol.


Fuentes cercanas al caso, indicaron que la pena a la que se puede exponer es de 20 años, pero gracias a la aceptación de los cargos y a su voluntad de devolver el dinero de dichos sobornos, la pena que estaría pagando seria aproximadamente de unos 8 años.


Adicionalmente el día de hoy se conoció la detención del presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Juan Ángel Napoutl  y de Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf en Zúrich también por cargos relacionados por el escándalo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0